CENÁCULOS DE ORACIÓN

CENÁCULOS DE ORACIÓN

Los Mensajes del día 7 no son para leerlos simplemente en la intimidad y que cada uno piense lo que quiera. El Señor quiere que hagamos patente nuestra opción si creemos en su origen sobrenatural. Y eso significa que hemos de secundar las proposiciones que nos hace y obedecer a todo lo que vaya disponiendo.

En el mensaje 13 (7 julio 2015) nos dice: «Reuníos en Mi Santo Nombre y Yo derramaré sobre vosotros El Agua Limpia que os purificará, que abrirá vuestro entendimiento a Mi Gracia. Es tiempo de que estéis unidos, siempre con la asistencia y la presencia de Mis sacerdotes, nunca solos, pues en ellos reside el canal de Mi Gracia.»

Una encomienda muy concreta nos confía el Señor: la de reunirse los fieles “en Mi Santo Nombre”. Pocas líneas más arriba añade: “Adorad a Dios con todas vuestras fuerzas, postraos ante Mí”. No se necesita mucha imaginación para comprender que el Señor desea esta reunión en adoración eucarística con “la presencia y asistencia de Mis sacerdotes”. Esta última pauta que nos da el Señor si bien no es fácil de cumplir, porque no hay tantos sacerdotes disponibles, por otra parte no cabe duda de que es un signo más de su origen sobrenatural.

En consonancia con ese derramar “el Agua pura que os purificará” y ese abrir “vuestro entendimiento a Mi Gracia”, también había comunicado el Señor a su hija que las reuniones de los Cenáculos “darán frutos de conversión en el corazón.”

Aunque en este mensaje tenemos lo esencial, y el signo de eclesialidad que los autentifica, a su hija Isabel ha dado en su oración otras indicaciones que completan las que aquí encontramos.

En estas adoraciones se ha de leer un mensaje “para escuchar Sus Palabras en adoración y oración.” Pero con la particularidad de que ha de ser un mensaje completo, no frases selectas de uno y otro. El segundo elemento de la reunión es que en estos Cenáculos “deberá haber un tiempo para la confesión”.

Durante la confesión permanecen, los que asisten, rezando el Rosario para pedir que los mensajes sean bien recibidos y lleguen a muchos sedientos de luz y salvación.

Otras pautas complementarias también han de poner en práctica los que se sientan llamados a formar parte de estos Cenáculos:

– “Que los grupos de oración lleven un nombre de la pasión de Cristo”

– “Para honrar la Salvación”

– Ese nombre les será dado en la oración, cuando estén todos juntos ante el Señor invocando al Espíritu Santo.

– (Los orantes), sean fieles en acudir a los grupos de oración “allí encontrarán el auxilio de Mi Sagrado Corazón”.

– “Debe hacerse siempre una oración a San Miguel Arcángel”.

– “María esté en vuestros corazones del principio al fin.”

Acudiendo a estas indicaciones que el Señor ha dado a su instrumento tenemos que dar a conocer lo que sigue:

«Me vino (cuando pensaba en ese cenáculo) que era “la preparación para el final de los tiempos”.

“El tiempo se acaba y urge la reparación de los pecados a Mi Sagrado Corazón y al de Mi Madre Santísima”.

“Seremos centinelas en la noche y avisaremos al mundo de las asechanzas del maligno para evitar que el mundo sea sorprendido por sus maldades”

“Sed fieles, queridos amigos, a mis indicaciones, un día se os pagarán todos vuestros trabajos en el cielo que os he prometido”

“Sed fuertes y valientes”

“Yo estoy con vosotros”

“No temáis a mis enemigos.” “Temed a los enemigos del alma.”»

La preparación espiritual primera es la conversión del corazón. Pero también la asistencia y creación de estos Cenáculos de oración. A su vez estos Cenáculos cumplen una misión intercesora. La adoración también es reparadora, a la vez que lo debe ser la vida toda de los que se comprometen a ser fieles a los mismos.

Hay una exhortación a ser “fuertes y valientes”. ¿Por qué?

El Señor le ha dado a entender a la persona que es instrumento de estos mensajes del día 7 que iba a pasar algo en parte semejante a lo que pasó con el Arca de Noé, pero con una variante muy a tener en cuenta:

El Señor nos dice en el quinto mensaje “YO OS DIRÉ CÓMO DEBÉIS PREPARAROS PARA TODO LO QUE ESTÁ POR VENIR”, y el Señor lo está haciendo. Él lo que dice lo hace.

En este mismo día ( 1 de Junio de 2015) el Señor me pone esta comparación:

Cuando Noé y su familia construían el Arca, se reían de ellos, pero ellos sólo miraban y obedecían al Señor. Y esto nos pasa y nos va a pasar, muchos se subirán al Arca que estamos construyendo por mandato del Señor cuando empiece a llover. Pero ahora nos tocará vivir lo mismo que a Noé cuando lo estaba construyendo, no nos desanimemos nunca porque es el Señor quien nos guía. Después de recibir esta explicación, escucho: “¡Ánimo hijos, que estoy con vosotros, adelante!”.

En el mismo día 1 de junio, por la tarde:

Estaba rezando cuando empieza de nuevo la explicación: Comparación del Arca con los Cenáculos:

Los que estamos dentro tenemos que saber por qué, y tenemos que saber también lo que está ocurriendo fuera y dar gracias a Dios porque Él lo ha hecho.

Pero esta vez, el Arca estará abierta para que vayan entrando en él cuando empiece a llover.

Estos cenáculos van a ser Arcas, lugares de salvación y bendición, para Gloria de Dios y bien de nuestras almas. Debemos dar muchas gracias a Dios por ellos y debemos obedecer todas Sus indicaciones, como Noé, pues las medidas son exactas y las indicaciones deben ser cumplidas para que quepamos todos y no entre agua. Cerrado para que no entre agua, pero abierto para las personas que quieran entrar.

Sigue la explicación que recibo:

Cenáculos – Arcas de oración:

El Señor nos va a ir dando una mentalidad de acuerdo a los tiempos que vivimos donde no hay lugar para la mentira ni el engaño, para prepararnos para la verdad: “LA RENOVACIÓN DE LA MENTE EN JESUCRISTO, ÚNICO DIOS Y SALVADOR”.

“Donde no hay lugar para el miedo sino para la confianza en Dios.”

Los mensajes, siempre que se pueda, y para su mayor provecho espiritual, conviene leerlos y meditarlos delante del Sagrario.

EL DIRECTOR ESPIRITUAL DE ISABEL